El acné es la enfermedad de la piel más común e impredecible. Las personas de todas las razas y de todas las edades pueden tener acné. Sin embargo, el acné es más común en los adolescentes y en los jóvenes. Se calcula que un 80 por ciento de todas las personas entre las edades de 11 y 30 años tienen brotes en algún momento. Aun así, algunas personas tienen acné hasta después de los 40 y los 50 años. El acné es una interacción entre hormonas, sebo y bacterias que viven sobre la piel o dentro de ella.


¿Cuándo se puede hablar de acné y cuando de unos simples granitos?

  La respuesta es sencilla: los granos en términos médicos se denominan pústulas, porque no se ha producido la foliculitis (una inflamación y posterior infección del orificio de salida del pelo). Mientras que cuando estos van acompañados de comedones o espinillas, siempre es acné, aunque sea en sus fases iniciales, estos suelen ser visibles en la parte inferior del rostro mandíbula y mentón, aunque también suelen salir en lugares tales como los hombros, la espalda y el pecho. Una de las principales secuelas más visibles del acné son las manchas y cicatrices y por ello es preciso combatir estas del mismo modo que los granos.




¿Cómo deben cuidar la piel las personas con acné?

1. El primer paso es tener una piel limpia, debes lavar tu cara al levantarte en la mañana y antes de dormir con un limpiador de un pH balanceado de 5,5, recomendamos el jabón ozonizado ya que tiene un potente efecto bactericida y regenerador celular, de esta forma elimina todos aquellos gérmenes que complican el acné respetando la textura de la piel.  Lávese la piel con delicadeza, restregarse la piel no evita el acné y puede empeorar el problema.



2. Si usas maquillaje nunca te vayas a dormir sin desmaquillarte. Dormir maquillada es una manera segura de aumentar la cantidad de granos y dificultará aún más eliminar el acné. Usa un desmaquillador libre de aceite antes de lavarte con tu limpiador facial para asegurarte de quitar todo rastro de maquillaje, posteriormente aplica una loción tonificante para terminar de limpiar el rostro.


3. Escoja su maquillaje con cuidado, preferiblemente libre de aceites, no comedogénico, esto significa que el maquillaje no le tapará los poros. Sin embargo, algunas personas tienen acné aun cuando usan estos productos. En lo posible, evita usar maquillaje, porque tapa los poros durante el día.


4.  Trate de no tocarse la cara, apretar, pellizcar o escarbar las espinillas, esto es extremadamente difícil, ya que la gente suele tocársela regularmente pero puede dejar cicatrices o manchas oscuras en la piel.



 

5.  La piel grasa produce acné y si tu piel es muy seca el cuerpo compensará produciendo más aceite. Para prevenir esto podrás usar cualquier hidratante suave después de lavarte la cara por las mañanas y por las noches a esta hora recomendamos Crema Antiedad Ozono, al ser una crema no comedogénica no obstruye o tapona los poros de la piel y por tanto NO favorece la formación de granos, aplícar después de la loción tonificante.


 6. El uso de antibacteriales tópicos es una excelente opción, para combatir el acné activo. El aceite de ozono es una excelente opción en casos leves a moderados, en casos de casos más severos la pomada de ozono por su alta concentración de ozono ayuda a combatir más rápidamente la infección. Aplicarlos por las noches antes de la loción tonificante, se dejan actuar por 20 minutos y se retira con una toalla facial.



7. Aféitese con cuidado. Si usted se afeita, puede usar una rasuradora eléctrica o una cuchilla o navaja para ver cuál le funciona mejor. Si usa una cuchilla, asegúrese de que la hoja esté afilada. Lávese la cara con agua y jabón ozonizado antes de ponerse la crema de afeitar; esto le ayudará a ablandar la barba. Aféitese con cuidado, y sólo cuando sea necesario.




7. Evite estar bajo el sol. Muchos medicamentos para el acné pueden causarle quemaduras de sol a algunas personas. Quedarse bajo el sol por mucho rato puede causar arrugas en la piel y aumentar el riesgo de cáncer de la piel. El uso de pantallas solares es una excelente opción.


Y por último y no por eso menos importante trata de no usar demasiados tratamientos anti acné a la vez porque, si uno es efectivo, no sabrás cuál será.  Trata de tener paciencia, aunque parezca que el acné te haya brotado de la noche a la mañana, la mayoría de tratamientos no lo desaparecerá en un día, pero con perseverancia, con el tiempo tendrás una piel limpia.

 

Agradecemos tus comentarios.



Contacto