A diferencia de las enfermedades predominantes en el siglo XIX y principios del siglo XX, actualmente enfrentamos un grave problema de salud pública pero ahora con los padecimientos del orden crónico degenerativos. Ahora ya no son los virus ni las bacterias que al transmitirse de una persona a otra podían enfermar e incluso matar a grandes sectores de una población como sucedió hace varios siglos con las llamadas "pestes" que llegaron a mermar las poblaciones en varios países.

Los avances de la ciencia médica, sobre todo en las décadas pasadas parecían haber controlado epidemiológicamente a muchos virus y bacterias que antes generaban los principales índices de mortalidad, pero ahora enfrentan un problema quizá mayor con las enfermedades crónico degenerativas que, a pesar de no tener un nivel de "contagio" de persona a persona, si existe un nivel de contagio "social" porque cada día aumentan las enfermedades de este tipo como son, cáncer, diabetes, presión arterial elevada, y por supuesto se encuentra aquí el llamado "síndrome metabólico".

Síndrome Metabólico


El síndrome metabólico es un grupo de afecciones (aumento de la presión arterial, azúcar alta en la sangre, exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y niveles anormales de colesterol o de triglicéridos) que ocurren en simultáneo y que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes.

Si tienes solo una de estas afecciones no significa que tienes el síndrome metabólico. No obstante, cualquiera de estas afecciones aumentan el riesgo de tener una enfermedad grave. Si tienes más de una de estas afecciones, el riesgo puede aumentar aún más.

Si tienes síndrome metabólico o cualquiera de sus componentes, los cambios agresivos en el estilo de vida pueden demorar o incluso evitar el desarrollo de problemas de salud graves.


Cuidados Síndrome metabólico Natural Slim  Beauty

La mayoría de los trastornos asociados con el síndrome metabólico no tienen síntomas, si bien una circunferencia de cintura amplia es un signo visible. Si el azúcar en sangre es muy alta, puedes tener signos y síntomas de diabetes, entre ellos sed y micciones más frecuentes, fatiga y visión borrosa.

Si sabes que tienes al menos un componente del síndrome metabólico, consulta al médico si debes realizarte análisis de otros componentes del síndrome.

El síndrome metabólico se vincula estrechamente con el sobrepeso, la obesidad y la inactividad.

También se vincula a una afección denominada resistencia a la insulina. Normalmente, el sistema digestivo descompone los alimentos que ingieres como azúcar (glucosa). La insulina es una hormona generada por el páncreas que ayuda al ingreso del azúcar a las células para utilizarla como combustible.

En las personas con resistencia a la insulina, las células no responden normalmente a la insulina, y la glucosa no puede ingresar a las células con tanta facilidad. Como resultado, los niveles de glucosa en sangre aumentan a pesar de que el cuerpo intenta controlar la glucosa generando más y más insulina.



Tratamientos Natural Slim Beauty

Tener síndrome metabólico puede aumentar el riesgo de padecer:

·               Diabetes. Si no haces cambios en tu estilo de vida para controlar tu sobrepeso, que te puede llevar a la resistencia a la insulina, los niveles de glucosa continuarán aumentando. Luego, puede que desarrolles diabetes.

·               Enfermedades cardiovasculares. El nivel de colesterol alto y la presión arterial alta pueden contribuir a la acumulación de plaquetas en las arterias. Estas plaquetas estrechan y endurecen las arterias, lo que puede producir un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

 

Es importante no atender los problemas de sobrepeso y obesidad como factores estéticos de aceptación o rechazo social sino como precursores de enfermedades graves que podemos evitar si nos atendemos a tiempo.


Asesoria Nutricional Natural Slim Beauty