Hoy queremos hablar sobre un tema que afecta a un gran porcentaje de la población femenina LAS MANCHAS EN EL ROSTRO, te explicamos por qué aparecen estas antiestéticas manchas y todo lo que debes hacer para acabar con ellas.

 

 

Nuestra piel contiene unas células llamadas melanocitos que producen la melanina, la sustancia que produce el pigmento o color de la piel. Podemos presentar manchas oscuras (hiperpigmentación) o pálidas (despigmentación), según el caso que sea tenemos mucha o poca melanina en esa área. Normalmente, las manchas que más aparecen son las oscuras, ya sea en forma de lunares, pecas, cloasma o melasma también conocido como paño del embarazo o sencillamente, manchas por la edad.

 

A simple vista, todas las manchas nos pueden parecer casi iguales, pero existen varios tipos de manchas:


1- Melasma o cloasma: es un trastorno cutáneo común, se presenta mayoritariamente en mujeres embarazadas, mujeres que están tomando pastillas anticonceptivas y en mujeres que toman hormonoterapia (HT) durante la menopausia. Su color en la piel casi siempre es de un color café uniforme y por lo general aparecen en las mejillas, en la frente, en la nariz y en el labio superior. Estar al sol hace que el melasma tenga más probabilidad de desarrollarse.

 

 

2- Léntigo solar: son aquellas manchas que no varían en su color y suele ser señal del fotoenvejecimiento de nuestra piel. Suelen aparecer después de los 30 a 40 años. Se trata de manchas ovaladas o redondas que miden de 2 a 20 milímetros, de color pardo, uniformes y localizadas en cara o dorso de las manos. Son muy frecuentes en las personas de piel clara y que se queman fácilmente con la exposición solar. La mejor forma de prevenir la aparición de léntigos solares es utilizando crema protectora solar de forma habitual.

 

 

3- Hiperpigmentación postinflamatoria: este tipo de mancha aparece debido a una inflamación (acné, psoriasis, dermatitis atópica) o una lesión (quemaduras, exfoliaciones abrasivas, terapia láser). Dicha inflamación o lesión incrementa la producción de melanina en la piel y, agravada por el sol, deja manchas en la cara. Lo que normalmente verás son manchas planas de color rosa, rojo, pardo o negro, dependiendo de tu tono de piel y de la gravedad de la mancha.

 


Para poder evitar las manchas y, posteriormente, eliminarlas es básico descubrir por qué se producen, de ahí que vamos hablar de los factores internos y los externos.

 

EXTERNOS:

 

1.- Exfoliantes granulados: siempre se ha creído que son los mejores para luchar contra impurezas y espinillas, pero su uso con frecuencia puede dañar la dermis. Los expertos apuntan que llega a incrementar la producción de melanina, lo que supone mayor facilidad para que aparezcan manchas o se empeoren las que ya existen.

 

2- El sol: como hemos indicado al principio, es la principal causa de la mayoría de las manchas en la piel. Aun cuando las manchas no sean debidas a la exposición solar, éste siempre agrava el problema, haciendo que las manchas se vuelvan más oscuras y visibles. La exposición al sol después de aplicarse productos cosméticos o fragancias que contienen alcohol, puede agravar el problema.

 

3- Algunos medicamentos como los hipotensores, hipoglucemiantes, anticonceptivos,

 

4- También pueden producir manchas los pequeños rasguños, las irritaciones provocadas por el afeitado, o el acné. Si no se exponen al sol estas manchas desaparecerán en el transcurso de varios meses.

 

INTERNOS:

 

1- Algunas enfermedades, como el mal de Addisson.

 

2- El exceso de hierro en la alimentación.

 

3- Los cambios hormonales, como los producidos durante el embarazo o la menopausia.

 

4- La deficiencia de hierro, calcio,vitaminas A, E y B


 

¿Cómo hago para que las manchas desaparezcan?

 

 

1- Antes que todo nuestro cuidado debe comenzar de adentro hacia afuera, es decir mantener una dieta saludable, incorpora muchas frutas y verduras frescas y de estación a tu dieta, para desintoxicar la piel y mantenerla bien hidratada y consume alimentos ricos en vitamina E, como almendras, piña, brócoli y espinacas.

 

 

2- Es bien importante aplicarse siempre protector solar cuando salgas al aire libre, como hemos comentados uno de los principales factores que provocan manchas en la piel es la luz solar. Es recomendable tratar de no exponerse a los rayos solares en el horario de las 11:00 h – 16:00 h y el uso de sombreros, pamelas o sombrillas son de gran ayuda para prevenir las manchas.

 


3- Exfoliar tu piel una vez por semana para eliminar células muertas nos ayuda no solo a eliminarla o aclararlas sino también para prevenirlas. Pero recuerden que no se debe abusar de este tipo de cuidado. Así pues, se aconseja usar exfoliantes lisos y jabones limpiadores, nuestros especialistas recomiendan el Jabón de ozono por sus potentes propiedades medicinales, el Jabón de ozono neutraliza todos los radicales libres responsables del estrés oxidativo y el envejecimiento celular, es un jabón bactericida con marcado efecto limpiador, desinfectante y regenerador, propiedad que le otorga la presencia del aceite girasol ozonizado.

  

 

 

4- Hay tratamientos faciales que pueden ayudarnos a prevenir y recuperar nuestra pigmentación de la piel en un alto porcentaje. Nosotros presentamos la CREMA ANTIEDAD DE OZONO, tiene efecto despigmentante comprobado (inhibe competitivamente la síntesis de melanina), sus propiedades antioxidantes, exfoliantes y regeneradoras, la convierten en una opción ideal que mejora el tono y aporta luminosidad en rostros con primeras arrugas, casos de piel de fumador, fotoenvejecimiento facial leve y preparación para tratamientos dermocosméticos. Es un tratamiento completo antiedad revitalizante intenso, esta enriquecido con principios activos de origen natural que reactivan todas las funciones vitales de nuestra piel, estos ingredientes están específicamente realizados para minimizar, prevenir y evitar la aparición de manchas. Sirve para todo tipo de pieles y su aplicación ha de hacerse dos veces al día.

 


5- Si ya hay presencia de fuerte de pigmentación, una excelente opción adicional a las cremas despigmentantes, es el uso del ACEITE DE OZONO para casos leves a moderados  y la POMADA DE ACEITE OZONIZADO para pigmentaciones más severas y cicatrices, ya que por su alta concentración de ozono tienen un efecto regenerador y reparador del tejido.

 

 

Agradecemos tus comentarios y sobre que temas te gustaría que tratáramos en nuestros próximos artículos.

Contacto